llegue hasta ti Señor, como perfume suave

se confunda con las estrellas del cielo,

lo encuentre encendido el lucero de la mañana

esa estrella que no conoce el ocaso

QUE ES CRISTO TU HIJO, RESUCITADO. (Exultet)

 

Contacta con nosotros

× ¿Cómo puedo ayudarte?